Febrero 15, 2009

Tres leyes de "Más allá de Google" importantes para los trabajadores del conocimiento

Hay tres leyes que resumen muy bien una de las ideas fuerza de "Más allá de Google": Google no es suficiente para solucionar los problemas del trabajador del conocimiento.

Empecemos primero por definir qué/quien es un trabajador del conocimiento, a través de tres características:
a) Utiliza y crea DICS (Datos-Información-Conocimiento-Sabiduría), pero no con fines administrativos, sino con fines de crear valor (conocimiento).
b) A knowledge worker is someone who gets to decide what he does each morning (Thomas A. Stewart).
c) Es un profesional que se siente más vinculado a su profesión que a la institución para la que trabaja.

Como señala Miguel Ángel López Trujillo en su capítulo del BlogBook "El futuro es tuyo": "No vayamos de listos redescubriendo la pólvora. Mejor aceptemos la genial distinción que hizo el sociólogo Manuel Castells hace 10 años: hoy no vivimos en una sociedad “de la información” sino “informacional”, en la que generar, procesar y transmitir eficazmente información son fuentes fundamentales de productividad y poder". Por lo tanto, en el mundo actual es cada vez más cierto quienes "saben", son más consultados/solicitados que quienes no saben. De ahí la primera ley:

1. Ley de la gravedad
"El que sabe, atrae".
Haciendo una analogía con la ley de la gravedad de Isaac Newton, podemos afirmar que estas personas ejercen sobre los demás una fuerza de atracción proporcional al conocimiento que acumulan. Y a mayor conocimiento, mayor atracción. En cierto sentido, se podría realizar una analogía entre esta ley y la segunda ley de Newton, afirmando que la fuerza de atracción que ejerce un trabajador del conocimiento es directamente proporcional al conocimiento que posee.

Así (y siempre que las jerarquías organizativas sean horizontales, abiertas y planas), cuanto mayor sea la diferencia entre lo que uno sabe y lo que saben los demás, mayor número de veces será uno consultado.

El mundo agrícola e industrial (caracterizado por el trabajo físico) es muy distinto del mundo de la economía del conocimiento (caracterizado por el trabajo intelectual). La aparición de las tecnologías de la información y la comunicación ha hecho que el significado de "saber"/"conocer" se haya alterado.

Lo señaló Herbert Simon (Premio Nobel de Economía en 1978): “el significado de saber ha cambiado de ser capaz de recordar y repetir información a ser capaz de encontrarla y usarla”. De ahí se deriva la reflexión de Halley Suitt, una de las pioneras en la blogosfera a través de su blog Halley’s Comment desde 2002.

2. Ley de Suitt
Cuanto mejor seas buscando información en la web, menos información tendrás que almacenar en tu cerebro”.
Un argumento a favor de la idea de mejorar tus habilidades de búsqueda de información. Pero, como otras muchas ideas inteligentes, ya Albert Einstein se nos había adelantado a todos: “No necesito saberlo todo. Tan sólo necesito saber dónde encontrar lo que me haga falta, cuando lo necesite". Tan importante como buscar (y encontrar), es almacenar. Y en la parte de buscar, aparece Google...

3. Ley de la miopía en la búsqueda de información
"Lo que no aparece en Google, no existe".
En este mundo en que todo está a un google de distancia, la nueva unidad de medida digital, algunos profesionales creen que para encontrar información es suficiente con buscar en Google. Eso de “hazte un Google” y todo arreglado. ¿La medicina? Un pensamiento a lo Paul Eluard (1895-1952): “Hay otros mundos. Pero no están en Google…”.

Después de varios posts, sigo coindiendo con la reflexión de Alfons Cornella: "No sabemos casi nada de algo que está en la base de casi todo: la información”. Será cuestión de dedicarle más tiempo de reflexión...


Technorati tags: ,

Publicado a las 01:25 PM | Categoría: Infonomía
Envía este post a Menéame | Envía este post a Del.icio.us | Envía este post a Digg | Envía este post a Technorati




Comentarios

1 Comentario/s

Hola! Pues muy de acuerdo, actualmente, para bien o mal, no tan solo estamos limitando la existencia de la información al Google, sino también a los conceptos que encontramos allí; es una epidemia? - El trabajador de conocimiento, tal como expresas, está basado en la excelencia profesional de si mismo, por si mismo, lo suficientemente flexible para adaptarse a cualquier lugar que trabaje. Precisamente ahí se prueba el verdadero conocimiento, en el tesoro intangible que poseemos los humanos - activo dificil de administrar, ¿no?

Publicado por: Joddy a las Febrero 26, 2009 04:06 PM




Publicar un comentario




Envía este post