Agosto 11, 2008

La intensidad del deseo

El maestro llevó al discípulo a las proximidades de un lago.
–Hoy voy a enseñarte qué significa verdadera devoción –dijo.
Le pidió al discípulo que entrase con él en el lago y, sujetándole la cabeza, se la empujó bajo el agua.

Transcurrió todo un minuto. A mitad del segundo, el muchacho comenzó a debatirse con todas sus fuerzas para librarse de la mano del maestro y poder volver a la superficie.

Al final del segundo minuto, el maestro lo soltó. El muchacho, con el corazón acelerado, consiguió erguirse, jadeante.
–¡Usted ha querido matarme! –gritaba.
El maestro esperó a que se calmara y dijo:
–Si hubiera querido matarte, lo habría hecho. Sólo quería preguntarte qué sentías mientras estabas bajo el agua.
–¡Yo sentía que me moría! ¡Todo lo que deseaba en esta vida era respirar un poco de aire!
–Se trata de eso exactamente. La verdadera devoción sólo aparece cuando tenemos un único deseo, y llegaremos a morir si no conseguimos realizarlo.


Yoga Ramakrishna


Technorati tags:

Publicado a las 07:53 AM | Categoría: Stories
Envía este post a Menéame | Envía este post a Del.icio.us | Envía este post a Digg | Envía este post a Technorati




Comentarios

0 Comentario/s




Publicar un comentario




Envía este post