Enero 04, 2011

Nunca te exigen ser el mejor: es una decisión personal

Un caballero entra en un bar, se sienta en la barra y le pide un Bloody Mary al barman que le atiende. Al cabo de pocos minutos, le sirven el cocktail y tras probarlo, llama al barman y le dice:
- “Este es un Bloody Mary bastante mediocre. ¿Me quiere decir que no puede prepararme un Bloody Mary mejor?” El barman sorprendido pide disculpas, retira el vaso y se dirige a la cocina a preparar un segundo cocktail.

Instantes más tarde se presenta, temeroso, con un nuevo Bloody Mary que ofrece a su incómodo cliente:
- “Humm, este Bloody Mary está mucho mejor que el anterior aunque creo que se puede mejorar. Quiero que me traiga el mejor Bloody Mary que usted haya preparado jamás”.

Desesperado y confundido, el barman vuelve a la cocina, revisa un par de libros de cocktails, consulta en Google, llama a un colega y pone todo su esmero en la tercera versión de la bebida. Cuando el cliente lo prueba exclama:
- “Excelente, esto ya es otra cosa, sólo tengo una pregunta: ¿Me puede explicar por qué no me lo sirvió así la primera vez que se lo pedí?

Fuente: Javier Martínez Aldanondo,Gerente de Gestión del Conocimiento de Catenaria (Chile)

Publicado a las 11:24 AM | Categoría: Stories
Envía este post a Menéame | Envía este post a Del.icio.us | Envía este post a Digg | Envía este post a Technorati




Comentarios

4 Comentario/s

Genial, esto es algo que debería contarse siempre a todos los empleados

Publicado por: trivial a las Enero 4, 2011 01:00 PM

Esto pretende ser un chiste? Si es así no lo cojo y si es una moraleja es tan trivial que no aporta nada.

Publicado por: franpereaelquelolea a las Enero 4, 2011 01:11 PM

A mí, alguien de RRHH, me ha llegado a decir que "lo mejor es muchas veces enemigo de lo bueno", invitándome a no ser tan perfeccionista en mi trabajo.

Publicado por: María a las Enero 4, 2011 01:19 PM

La respuesta a la pregunta planteada es: Porque todas las cosas se pueden hacer con diferente calidad y, por consiguiente, con diferente precio. El tercer Bloody Mary también se podría mejorar.
La pregunta no es si se puede mejorar el Bloody Mary, puesto que la respuesta es siempre sí. La pregunta adecuada debe plantear si el precio es adecuado a la calidad que se le ofrece.
Hay muchos clientes tocapelotas que se creen que la calidad no tiene precio, y van, por ejemplo, a un restaurante "normal" exigiendo un servicio de restaurante de "lujo"
Indudablemente "el mejor Bloody Mary que usted haya preparado jamás" debe corresponderse con "le voy a cobrar lo que usted no ha pagado nunca ..."
Saludos

Publicado por: Cesáreo a las Enero 5, 2011 10:17 AM




Publicar un comentario




Envía este post